Juguemos a las Guerras

España es el país anfitrión de las mayores maniobras de la OTAN desde el final de la Guerra Fría. Son muchas las voces críticas que han surgido por la falta de transparencia en el desarrollo de las mismas. Por ejemplo, no se sabe cuanto nos costarán. Al mismo tiempo, el Ministerio de Defensa saca pecho y dice que nunca antes nuestro reino había participado en tantos despliegues internacionales. Unos 2.300 soldados están en el extranjero en once países, distribuidos en 20 operaciones.

Sigue leyendo