Aquí, la paradoja de los medios públicos

manipulación

 

El Gobierno quiere intervenir la televisión pública catalana, alegando razones como garantizar una “información veraz, objetiva y plural” para los catalanes. Pero, muchas voces le recriminan que no tiene autoridad moral para hacerlo. Entre ellas, la de los propios trabajadores de RTVE que están hartos de denunciar la manipulación sistemática de sus informaciones, antes las presiones que reciben.

Más información

RTVE, a la deriva popular


Los trabajadores de RTVE denuncian ya sin ningún tapujo las técnicas de manipulación del Gobierno para sesgar las informaciones que aparecen en sus informativos. Una situación tan grave que compromete el futuro de nuestra radio y televisión pública. Hablan de redacciones paralelas, silencios incompresibles, falta de pluralidad en sus espacios informativos. Su Consejo de Informativos ha emitido un comunicado donde se pide la dimisión del presidente del ente, puesto por el PP. Es más, también, han solicitado   el cese de Sergio Martín por el especial de la noche electoral de los comicios del 24M. Las manipulaciones se producen a diario y ya sin disimularlo.  En la toma de posesión de Manuela Carmena o de Kichi lo hemos vuelto a vivir.


Desde unos años hasta ahora  sobre la televisión y radio pública nacional recae la sospecha de que se ha convertido en parte del aparato propagandístico del partido del Gobierno. Tanto es así, que se ha pasado de la conjetura a la confirmación de la mano de sus propios trabajadores. En esta misma semana, sus  3 consejos de informativos han solicitado la dimisión del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.

El motivo ha sido las declaraciones del máximo responsable del ente ante en la Comisión Mixta Congreso-Senado de Control Parlamentario de RTVE sobre sus preferencias políticas en respuesta a un diputado. Se despachó a gusto.

Sánchez  dijo que él siempre había votado al Partido Popular, y que jamás lo haría a la Izquierda Plural. 

 

 

Desde luego, estas palabras son inadecuadas, como dice el comunicado de los trabajadores. Evidentemente, puede votar a quien quiera como cualquier ciudadano, pero, de ahí que alardee de que es votante del PP, va un mundo. Cuando está hablando en representación de la televisión y radio públicas, que es la de todos, incluidos los no votantes de este partido.  Está claro que compromete aún más la credibilidad y la independencia de este ente, al llover sobre mojado. Las malas prácticas y los intentos de manipulación se suceden ya sin disimulo, a cara perro.

Es más,  yo diría que se han intensificado en estos últimos días. El descalabro del partido al que vota el presidente de RTVE, y que lo nombró el pasado 7 de octubre de 2014 con sus únicos votos a favor, está provocando que la maquinaria de la manipulación informativa se haya puesto a trabajar a pleno rendimiento. José Antonio Sánchez ya tiene experiencia en estos asuntos, antes de su nuevo cargo, era el presidente de Telemadrid, y años antes,   en el Gobierno de Aznar ya ostentó este mismo cargo.

Quién es José Antonio Sánchez

Es un viejo conocido,  bajo su mandato vivimos aquello de “Ce Ce O O”. Recordemos Televisión Española fue condenada a difundir un comunicado sobre la sentencia de la Audiencia Nacional interpuesta por Comisiones Obreras por el tratamiento dado a la huelga general del 20-J de 2002 en contra de José María Aznar y su Gobierno.

Efectivamente, el documento fue leído por el entonces, jefe de los informativos, Alfredo Urdaci, pero utilizó la fórmula de decir sólo las iniciales, y en ningún momento dijo Comisiones Obreras, lo que provocó un mar de críticas desde la oposición. José Antonio Sánchez, no reconoció la mala intención que hubo, si no todo lo contrario, defendió esta manera tan peculiar de cumplir con una sentencia. Incluso,  él mismo en su comparecencia  volvió a decir Ce Ce O O, como recogió la prensa de aquellos días.

Calificó el trabajo de Urdaci de satisfactorio y bien hecho.

 

Después de este currículo, la verdad, qué se puede esperar.

 El Informe de la burda manipulación informativa

De hecho, el Consejo de Informativos de TVE  acaba de publicar un informe  demoledor donde se denuncian esas malas praxis. Para ello, han evaluado las informaciones aparecidas en sus servicios informativos durante los meses de abril y marzo de este mismo año. En él se afirma que: 

No pretende ser exhaustivo, sino aportar casos concretos como prueba de la preocupante deriva profesional de los SSII que hace que nuestra empresa incumpla con la misión que le encomienda la Ley 17/2006, de 5 de junio, de la radio y la televisión de titularidad estatal, art.3.2.b : “Garantizar la información objetiva, veraz y plural”. 

Pero, hay más. Se denuncia cual es esa forma de actuar que está llevando a la deriva a la televisión y la radio de todos los españoles, porque la pagamos con nuestros impuestos, independientemente de nuestra ideología:

  • Cada vez son más numerosas las informaciones omitidas, censuradas o tergiversadas.

  • Desigual valoración y tratamiento informativo a las noticias según sean favorables o desfavorables a las tesis del gobierno y del PP. (Véase el contraste entre las biografías de Rodrigo Rato y Juan Carlos Monedero).

  • Aumento de la tendencia a mezclar información con opinión en las noticias. Con frecuencia el diario ABC es usado como referencia informativa.

  • El amarillismo crece. En los telediarios el bloque de sucesos tiene cada vez más peso y las escenas de violencia son utilizadas de reclamo para llamar la atención de la audiencia.

  • De las informaciones “sensibles” se encargan los redactores recientemente contratados (“redacción paralela”) o los jefes de área mientras se relega de sus funciones a los redactores veteranos. 

     

 

Denuncias de los propios trabajadores

La situación es tan intolerable que esta rebelión, más que justificada,  de los  buenos profesionales,  a los que les duele su trabajo, de RTVE ha llegado hasta Bruselas. Y lo hacía el pasado 14 de abril de 2015, según recogía la prensa. Tampoco, era la primera vez. Su objetivo era volver a denunciar esta manipulación progubernamental que se realiza desde los telediarios todos los días. Defendían una televisión pública, independiente, plural y al servicio de la ciudadanía.

Los responsables del Consejo de Informativos se reunían en aquella ocasión con los europarlamentarios españoles, y le entregaban un documento donde se insistía en la creación de una redacción paralela, la ocupación de los puestos de dirección por trabajadores con “un sesgo ideológico muy determinado”  y la transformación  de los centros territoriales de TVE en “instrumento de propaganda” de los gobiernos autonómicos.  Situaciones, todas ellas, muy graves con las que tienen que lidiar estos trabajadores. 

Ejemplos de manipulación

Precisamente, estos profesionales aquel día  iban armados con ejemplos de lo que significaban sus palabras.

1. Informativo del 4 de marzo, 2ª edición. En este informativo se emitieron 20 voces a favor del gobierno frente a 2 de la oposición e su bloque de política nacional. Incluso, uno de los totales en contra del PP era unas  declaraciones sacadas de contexto, y la otra fue contestada de nuevo por los populares. 

Así, el 82% de la información político-económica de ese día fueron noticias favorables a las tesis del gobierno o el PP. Solo el 10% se dedicó a noticias desfavorables.

 

 2. A mediados del ese mismo mes saltaba el escándalo del bufete de Montoro, el resto de medios nacionales lo destacan, en TVE se silencia durante los primeros días.  La Fiscalía abrió, incluso, una investigación por si se hubiera incurrido en un delito de prevaricación. No era cuestión baladí, sino de gran trascendencia informativa, sin embargo, no obedecieron a criterios periodísticos.

  3. Lo mismo ocurrió cuando el juez Ruz solicitaba un informe a la Agencia Tributaria donde se calculase lo defraudado por el Partido Popular en relación a su supuesta financiación irregular, continuamente se niegan a hacerlo, y cuando lo hacen actúan más como un abogado defensor que como técnicos de Hacienda.

Para ello hacen circular un argumentario donde se compara el Partido Popular con una ong como Cárita o Cruz Roja. Las reacciones a estas comparaciones no se hacen esperar, y en pocas horas, ocupan las portadas de los diarios españoles. Ese mismo día, comparece el portavoz socialista, Antonio Hernando para reprochar estos hechos.

En los informativos de TVE de esa jornada se vuelve silenciar, y al día siguiente lo más que hace es emitir un total de Hernado sin contextualizar. Y cierra ese telediario unas declaraciones de la secretaria del Partido, negando la relevancia del caso.

Nunca se realizó  una pieza informativa donde se contextualizará este nuevo escándalo del PP.

 

Estos son algunos de los ejemplos denunciados por el Consejo de Informativos de Televisión Española, pero, por desgracia, son muchos más. Y estas denuncias y prácticas de manipulación se pueden comprobar día a día. 

Los ejemplos más recientes

Como decía anteriormente, estos intentos de manipulación se han evidenciado aún más en estas elecciones municipales. Las críticas más contundentes se producían en la misma noche electoral. Para empezar, los servicios informativos emitían un programa especial para conocer los resultados de estos comicios. Pretendían  evitar mostrar imágenes de la derrota popular en sus grandes feudos, no conectaron con las sedes de las capitales. Ni siquiera enviaron un equipo a una de las sorpresas de estas elecciones, Compromís, en Valencia. La audiencia les daba la espalda.

En cuanto a su mesa de análisis, los propios trabajadores reconocen en su comunicado que:

Una mesa de análisis, como su propio nombre indica, analiza los datos y no se reduce a un simple recuento. El conductor del programa especial elecciones se limitó sin embargo a repetir de forma continuada que el PP ganaba en votos al PSOE, pero sin traducirlo al reparto del poder municipal y autonómico como era obligado. Cuando el PP comienza a superar en votos al PSOE se anuncia y se proyecta en el fondo del decorado como el dato principal de la noche, sin más partidos y sin las comparativas con las últimas elecciones municipales, dato fundamental en la contextualización de cualquier convocatoria electoral.

Ni una referencia tampoco a los dos millones y medio de votos perdidos por el partido del gobierno El conductor del programa se abstuvo toda la noche de sacar a debate el hecho de que las ciudades de Madrid y Valencia podrían dejar de ser gobernadas por el PP, y se limitaba a comentar que este partido iba ganando en votos populares. Lo mismo sucedió con otras significativas capitales de provincia y comunidades autónomas, entre ellas Castilla–La Mancha. 

También, cuentan que decidieron incomprensiblemente a los pocos minutos de comenzar las esperadas declaraciones de Ada Colau, la ganadora en Barcelona, continuar con la rueda de prensa de oficial del Gobierno donde se limitaron a dar datos de la participación o el recuento, sin entrar en más detalles.

Nada más que añadir porque tienen toda la razón, es inaceptable que la televisión pública, insisto, la de todos,  actúe así, cuando debería ser un ejemplo de pluralidad. Por todo han pedido la dimisión de Director de los Servicios Informativos, José Antonio Álvarez Gundín, del Director de Informativos Diarios, José Gilgado, y del conductor del programa especial y Director del Canal 24 Horas y TVEonline, Sergio Martín, como directos responsables de todo lo ocurrido.

Hay más, también, solicitaron la cancelación de uno de sus programas estrellas, tras su primer programa. Me refiero a Así de Claro, conducido por otro viejo conocido, Ernesto Sáez de Buruaga. Sus razones, compartidas al 100%:

… por convertirse en un mero instrumento de manipulación gubernamental. Al mismo tiempo, exige también la dimisión o destitución de los directivos que han aprobado la contratación de este espacio a una productora privada saltándose la ley que estipula que los espacios informativos deben ser producidos, editados y realizados por la propia Corporación RTVE.

El primer programa emitido ayer se caracterizó por una falta de pluralidad e imparcialidad, que contraviene los principios del Estatuto de información y el Manual de estilo de RTVE. Por un lado, por la sesgada selección de tertulianos y por otro por las reiteradas intervenciones del director-conductor del programa, Ernesto Sáez de Buruaga expresando sus opiniones personales a lo largo del debate llegando al extremo de faltar al respeto a un espectador al calificar como ‘solemne bobada’ su opinión. 

Cortos se han quedado, más aburrido imposible. Su escaleta comenzó hablando de pactos, para seguir hablando de los símbolos del estado, bandera e himno incluidos, la excusa la supuesta pitada que todavía no se había producido en la Copa del Rey para seguir  con “La Pantoja”. Los tuiteros lo calificaron de basura, facha, y vergonzoso.

 

 

 

 

Por fortuna, finalmente, este programa lo han cancelado, aunque, los medios recogen que aunque no se emite se seguirá pagando, y por si no habías caído, con tu dinero.

En la toma de posesión de los alcaldes de los partidos de confluencia ciudadana se les volvió a ver el plumero

Otra vez han vuelto a las andadas. Los informativos nacionales destacaban las celebraciones que se estaban produciendo en los ayuntamientos donde los partidos de unidad popular habían llegado. En estas tomas de posesiones se informaba sobre este ambiente festivo. En el informativo de TVE del mediodía no se muestra ni hace alusión a ello. Veamos: 

Mientras, en la misma edición del informativo de la Sexta se destaca el hecho de las celebraciones y alegría que se está viviendo en las plazas de los ayuntamientos de estas nuevas corporaciones, los ciudadanos lo celebran hasta brindando y bailando, en especial en la toma de posesión como alcaldes de Manuela Carmena y de Kichi, José María González Santos en Cádiz. Una imagen poco habitual en nuestro país. No hay color.



En fin, visto lo visto, una pena. Y esto no hay por donde cogerlo. Aquello que tienen que defender el artículo 20 de nuestra Constitución, son los primeros en vapulearlo. Lo que más me molesta es que piensen que los ciudadanos somos g…, y no nos damos cuenta de estas malas prácticas, dignas de regímenes donde no se respeta ni la democracia ni al pueblo. Y todo por venderse al poder o al dinero, olvidando su esencia, el servicio público y el beneficio de todos.

Los directivos de la RTVE son más papistas que el Papá, y así nos va. Sin palabras ni calificativos, porque es una realidad demasiado indignante, y me duele especialmente, como periodista, aunque en paro.La audiencia le está dando la espalda a este tipo de programas malintencionados. Su credibilidad está por los suelos, y lo peor es que estos marrulleros intentos de engaños los pagamos entre todos, tengas o no tengas, estés en paro o no, te hayan quitado tu casa o tengas para la hipoteca o el alquiler…

Es un continuo suma y sigue. La pluralidad informativa es la primera damnificada. Todos los medios deben de respetar este principio democrático, pero, en el caso de los públicos debe ser lo primero, porque pertenece a todos y en ese todos entran todas las maneras de pensar. Para más inri estos intentos de engaños son pagados con nuestro dinero, y recurriendo a la sabiduría popular, lo que estamos viviendo se puede resumir en ser p… y poner la cama.

 

Fuentes y referencias consultadas

Consejo de Informativos de TVE

Comunicado de los Consejos de Informativos que pide la dimisión del presidente de RTVE.

Nombramiento de José Antonio Sánchez

Urdaci y su Ce Ce O O

Informe sobre la manipulación del Consejo de Informativos de TVE

Denuncias ante Bruselas

RTVE a la carta

Comunicado del Consejo de Informativos sobre la noche electoral y el programa de Buruaga.

Cancelación de Así de Claro

 

 

 

 

patitas

 

Cuando se hace tele ruin

No sé a qué están esperando para que TVE cancele   la emisión de una de sus grandes vergüenzas, “Entre todos”. Desde distintos ámbitos se pide que se retire de la parrilla de programación de la cadena pagada con  el dinero de todos. Y esta vez, el tema es serio. La Fiscalía del Menor ha actuado de oficio, pidiendo que se indemnice a un niño discapacitado  con 15.000 euros por daños y perjuicios, por vulnerar su derecho a la intimidad familiar y su imagen.

Y es que un leve pixelado, muchos datos familiares como el nombre y la cara de su madre, la profesión de su padre, o médicos o escolares hacen que el pequeño sea fácilmente identificado. Por eso, este órgano judicial considera que no se protegió debidamente su identidad. Además, en el texto de la denuncia se alude a que se utilizó a un menor con fines mendicantes y conmiserativos. En palabras llanas significa que se pretendía dar pena, y de esta manera recaudar dinero. Una denuncia que es extensible no sólo al programa, sino, también, a la productora, Proamagna, que es quien está haciendo negocio gracias a la miseria de un país sumido en una profunda crisis económica y social, y a RTVE, por ser la cadena donde se emite. Y qué paradoja, encima, si pierden el juicio todos los españoles solidariamente, vía impuestos, pagaremos la multa. Aunque, a lo mejor sin pretenderlo estemos ayudando, en un última instancia, a este menor.

CARENTE DE ÉTICA PROFESIONAL

Intolerable que una televisión pública se preste a este juego, sobre todo, porque detrás de las numerosas voces, incluida la de sus propios trabajadores,  que hablan de manipulación política y de falta de pluralidad, quizás, este espinoso asunto venga a dar la razón a estas críticas. De hecho, su presentadora y la dirección de “Entre Todos” se afana en que no se hable de política, y no se  duda en callar a quien vierta alguna queja sobre la administración, y ocultar la realidad: los servicios sociales están desbordados y se ha dejado a las personas más débiles sin cobertura. Tan simple como eso.

Hasta 200.000 afectados por enfermedades graves y minusvalía no reciben ni un sólo euro de dinero público, sin embargo, si lo hay para pagar el escandaloso sueldo de su presentadora, que para colmo no para de meter la pata.

Me sumo a la denuncia pública de la periodista Mariola Cubells, que recoge el testimonio de una las personas desesperadas que acudió al programa de la mezquindad.  Asegura que únicamente el programa te da un listado con los nombres de las personas de buena voluntad con sus números de teléfono, para que tú, pobre desgraciado, los llames sin tener para pagar las facturas, y que estos te den lo comprometido en una llamada  telefónica. Esto es que te busques la vida como puedas. Y en cuanto, a las ofertas de trabajo, de empezar a trabajar inmediatamente, se pasa a mándanos el currículo que ya si eso lo miramos. Qué bien, viva la solidaridad, y la publicidad gratis para las empresas. 220813-caridad-tv

Insisto una auténtica vergüenza, un descaro infinito, y ejemplo de como unos pocos se lucran  a costa de la desgracia de la mayoría. Y por otro lado, a veces, me pregunto la otra cara de la moneda, cómo comprueban que los casos que se cuentan son verdad. Acaso, ahora los redactores son asistentes sociales que determinan la gravedad o la ayuda que necesitan, cual es el criterio de selección para las historias del programa, las que tienen la lagrimilla asegurada.  Directamente, esto no tiene nombre, bueno, sí, ruindad.