Las familias lo saben


Nuevo Año y nuevos estudios. Uno de los primeros en salir ha sido el Barómetro de las Familias 2015. Sus conclusiones son contundentes, la mayoría de los españoles considera que los niños son los grandes perjudicados de la situación económica. Hasta un 60% de los encuestados cree que la calidad de vida en España ha bajado en los últimos años, y se evidencia, una vez más, el divorcio que existe entre los ciudadanos y los dirigentes políticos con interpretaciones muy distintas de la realidad.


Empieza el año, y con él la publicación de balances que arrojan luz sobre las distintas realidades que vivimos. Curiosos son los resultados del último Barómetro de las Familias en España. De él podemos aprender muchos datos, sobre aspectos tan cotidianos cómo si somos más optimista o menos, o si en los hogares nos decantamos por tener como mascota a un perro o un gato, o cuál es la percepción de la red y su incidencia en la comunicación.

Por eso, pretendo descubrir las realidades que pone al descubierto este estudio, basado en una encuesta de 607 personas representativas de los distintos tipos de familias que existen.

euribor-carro-recuperacion-jrmora

Todo seguirá igual

Entre las conclusiones de este nuevo Barómetro elaborado por el Instituto de Investigación y Consultoría, Gad3 a petición de The Family Watch destacan las referidas a la pequeña economía. Así,  tres de cada diez familias consideran que su evolución ha sido mala, cuatro puntos más que el año pasado, junto a un 43,5% que creen que ha sido regular. Lo que señala que en estos momentos tan sólo dos de cada diez están convencidos que esta evolución ha sido positiva. 

Lo más triste es que el 60% de las familias percibimos que nuestra calidad de vida ha disminuido en los últimos años. Un número demasiado elevado. Además, al ser preguntados sobre si creemos que nuestra situación económica cambiará a lo largo de 2015, de nuevo, hemos sido claros. Un 50,2% consideramos que seguiremos igual y un 18,5 peor.Lo que nos hace deducir que no hay sitio para el optimismo, y eso que es un año electoral en él que ya estamos inmersos, con lo que esto conlleva.

Familia

Mayores esfuerzos

En este apartado, todos los consultados están convencidos de que tienen que hacer un esfuerzo mayor para pagar y acceder a las necesidades básicas. Si nos fijamos en la alimentación, un 52,9% afirman que tienen más dificultades para afrontarlo, lo que representa un 74,7% más que el año pasado. Y es que nadie duda de que todo es más caro, y nuestros ingresos menores. Una radiografía alejada de la interpretación política, afanada en decir que la crisis ya es pasado. Es evidente que los españoles no lo percibimos así, y somos conscientes de que aún queda un buen trecho.

Cesta de la compra

Pobreza infantil

Una de las preguntas de este barómetro, ¿cuáles son los principales problemas de la infancia en España? El resultado es demoledor.Lo primero,  por la propia inclusión de esta cuestión en el estudio,   que ya  nos da una pista sobre la situación de nuestros menores. Si no existiría una inquietud, seguro que no se preguntaría.

Y en segundo lugar, por los datos que arroja. En este sentido, el estudio detecta que la principal preocupación es la pobreza de los niños españoles, ya no son los niños de los países subdesarrollados los únicos que lo pasan mal. Seguido del abandono o fracaso escolar, y la tercera, la malnutrición.

De nuevo, los ciudadanos de a pie demostramos que vivimos en la realidad, frente a los gestores del dinero de todos que niegan esta realidad. Es más, a veces, no sólo por la inacción al no poner sobre la mesa políticas públicas que traten de corregir esta injusticia, y otras por no querer asumirlo, y mentir descaradamente, hasta el punto que llegan a la crueldad. Buen ejemplo de lo que afirmo fueron las palabras del presidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, cuando la oposición le preguntó sobre la necesidad de no cerrar los comedores escolares en vacaciones, y respondió que el problema de los niños madrileños era la obesidad. No cabe mayor cinismo.

Por desgracia, ejemplos de esta estrategia política nefasta hay muchos. Rafael Hernando, otro dirigente popular echó la culpa a los padres de esta situación. Bochornoso.

Precisamente, los ciudadanos tienen claro que las causas son otras. Entre las cuatro primeras razones sitúan la destrucción de empleo, la bajada de los salarios, la escasez de las ayudas  y el acceso a los servicios públicos,

Lo peor es que un 43,8% de los encuestados tienen claro que esta situación irá a peor a lo largo de este 2015. Lo que demuestra la falta de confianza en las políticas públicas y en nuestros dirigentes. Sin olvidarnos de una conclusión que la población tiene clara, los niños han sido las grandes víctimas de la crisis económica.

Expectativas sobre la situación de los niños en España

Las nuevas formas de comunicación mejoran la convivencia

Tengo que reconocer que en este aspecto me he llevado una sorpresa positiva, quizás por la imagen distorsionada que los medios tradicionales dan de la red, esperaba que el porcentaje hubiera sido mecho menor. Creía que las nuevas formas de comunicación que iban a ser percibidas como algo negativo. Pero, de nuevo, los datos hablan. Hasta el 54% de las familias encuestadas consideran que el whatsapp o el skype mejoran sus relaciones familiares.  Tendencia que sigue en alza en relación a a ediciones anteriores- Tan sólo el 29% consideran que las empeoran.

En cuanto al porcentaje de personas que les preocupa el uso de la red de los menores supera el 77%. Tenemos claro que los niños necesitan algún tipo de control a la hora de navegar.

smartphone

Otros datos curiosos

Y es que entre los datos que arroja este estudio nos encontramos que sólo 3 cada 10 hogares tienen mascotas. Y de ellos, el 22% tienen perros, frente al 8% de las familias que tiene gatos. En este sentido, según el sr.perro.com con estas cifras nos alejamos mucho de otros países como Estados Unidos donde conviven con un perro cada cuatro familias, o en la India donde se calculan que existen 10, 2 millones de canes, aunque, muchos en la calle.

Pero, hay más, un diario chileno recoge un informe universitario de 2013 donde se afirmaba que uno de los indicadores para medir la riqueza y el grado de desarrollo de los estados está basado en el número de gatos que hay en las casas. Este parámetro se llama Big Cat.  La tesis es que una mascota supone un gasto que no todos pueden afrontar, y por otro lado, que en los países más ricos nacen menos niños, y son estos los que demandan al perrito. En consecuencia, en Alemania, por ejemplo, habrá menos canes. Y los adultos que tienen poco tiempo por su trabajo eligen al gato porque necesitan menos cuidados. Y en esto, también, los españoles demostramos la situación en la que nos encontramos.

gráfico Big Cat

Fuentes y referencias consultadas

1. Informe Barómetro de las Familias 2015 2. Observatorio de la Infancia de Andalucía 3. Datos sobre mascotas 4. Big CatJe_suis_Charlie_inversée