España destina pocos recursos a combatir el fraude fiscal

La OCDE da la razón aquellos que llevan años denunciando que se destinan escasos medios para luchar contra la economía sumergida en España. Únicamente el 0,11% del PIB va dirigido a este fin. Una cantidad demasiada pequeña como atestigua que países como Hungría gasten hasta cuatro veces más que nuestro Estado en acabar con el dinero negro.

España no está haciendo todo lo posible para luchar contra el fraude fiscal. Esta conclusión tan rotunda procede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE. Es el resultado de su último informe denominado TAX Administration 2015. En él se han estudiado los sistemas tributarios de 56 economías desarrolladas y se ha podido comprobar los escasos recursos que nuestro Estado destina  a acabar con la economía sumergida, aquella que no tributa. De hecho, un país como Hungría, por ejemplo, invierte,  en este sentido,  cuatro veces más que nuestro Gobierno. 

recursos

A pesar de que hay cálculos que sitúan el dinero negro que se mueve en nuestro Reino entre el 19% y el 23%, incluso, otros cercana al 25% del Producto Interior Bruto. Es decir, practicamente  la cuarta parte de la riqueza que se genera no paga ningún tipo de impuestos. Es más,  hace unos cuatro meses, el ex-presidente de Inspectores de Hacienda, Julio Ransés,  afirmaba que  las arcas del Estado dejaban de recaudar unos 200.000 millones de euros anuales por este concepto. 

Otra de las pruebas contundes que demuestran esta dejadez en la obligación de un Gobierno en perseguir el fraude fiscal es que en los últimos años se ha ido reduciendo poco a poco el dinero destinado. Cuando se estima que por cada euro invertido en combatirlo se consigue recaudar entre 14 a 15 euros.

evolucion

Además, otra de las pistas que nos llevan hacia la afirmación inicial se refiere al número de funcionarios cuya misión es luchar contra el dinero negro. De nuevo, España se queda muy lejos del resto de países de nuestro entorno. Aunque, este dato nos puede llevar a la confusión, ya que lo importante es la ratio. Osea, estados con una población mayor debería tener, también, una plantilla superior. No obstante, sobre 46,7 millones de españoles contamos con 26.962 trabajadores.

La misma cantidad que Bélgica con 11 millones de habitantes. Francia tenía  115.411 inspectores para  66 millones de personas, y Alemania con 80 millones de ciudadanos cuenta  con 110.382 empleados en la administración tributaria. 

funcionarios

Así que está claro que de nuevo chocamos con la falta de voluntad política para acabar con un problema endémico, y no nos engañemos los propios técnicos de Hacienda llevan años denunciando que los verdaderos dueños del dinero opaco no son los trabajadores que, en ocasiones, no tienen otro remedio para sobrevivir, sino las grandes fortunas que acaparan hasta el 72% de estos euros negros. Y hasta el 90% de los recursos se destinan al perseguir al pequeño defraudador, no a los de la avaricia. 

 

Si te ha gustado y quieres colaborar:

 

O también, puedes convertirte en un humilde patrocinador:

patreon chico

 

 

patitas

 

 

Doscientos mil millones de euros menos que dan para mucho

Ésta es la cantidad de dinero que el Estado deja de ingresar por la economía sumergida

Lo que supone de un 19% a un 23% del Producto Interior Bruto


El  Estado ha dejado de recaudar  unos doscientos mil millones de euros a consecuencia de la economía sumergida. Éste es el cálculo que ha realizado el  ex-presidente de Inspectores de Hacienda, Julio Ransés, y que la prensa nacional ha recogido.

Desde luego, una cantidad demasiado abultada, y que sin caer en la demagogia, es evidente que darían para mucho en políticas sociales,  y que tanto necesitamos en un país saqueado por los que se están aprovechado de la crisis. En cierto modo, demuestra la ineficacia recaudadora del Gobierno. Las razones a mí se me escapan. Aunque intuyó que la clave está en  falta voluntad política. Lo  que no llego a comprender es su  porqué,

Lo que ha venido a decir Ransés es que los culpables no son los españoles que sobrevivimos como podemos, sino en muchas ocasiones las grandes empresas y compañías  que encuentran resquicios, incluso,  legales para no tributar en nuestro país. Me temo que sus dueños la única patria que aman es “Dinerolandia”.

Por eso, recomiendan que se regulen mecanismos a nivel europeo, que al menos  vengan a paliar esta situación, y por supuesto, prohibir el secreto bancario. Ha indicado que el Gobierno puede tomar medidas de forma unilateral, pero,  es importante que el resto de países se sumen también a esa lucha contra el fraude. Ya que simplemente se conseguiría que los euros se desplacen de un lugar a otro, si las políticas no son conjuntas. Las fortunas se marcharían a estados donde pagarán menos o nada.

Autor:  Dennis Skley

Autor: Dennis Skley

Por otro lado, ha pedido mayores recursos para la Agencia Tributaria, afirma que la española es la segunda peor dotada de Europa. Ha recordado que por cada euro invertido se recauda entre 14 a 15 euros.

Finalmente, en cuanto a la amnistía fiscal del PP lo ha calificado de poca exitosa, teniendo en cuenta que se  ha recaudado la mitad de lo esperado, tan sólo 1.200 millones de euros. Pero, hay más, en cuanto a la recuperación de bienes ocultos, la cifra es de 40.000 millones de euros, se podría  triplicar, hasta los 120.000 millones, con una medida tan  sencilla como es la obligación de declarar los bienes en el extranjero. Así de fácil.

 

Si te ha gustado este artículo y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí:

 

patitas