Tirarse al barro por una miseria

En España hay inscritos en las oficinas de empleo público unos 8.000 periodistas y casi un 30% de los profesionales son autónomos. Los sueldos son tan bajos que lo más frecuente es que la hora salga a 5,5 euros. Para colmo cada año se gradúan en las facultades unos 6.000 informadores nuevos, y el mercado laboral solo tiene capacidad para absorber a 600. Frente a esta tremenda realidad, el Colegio de Periodistas de Castilla y León propone realizar un curso sobre marketing digital, donde aprenderemos a vender “pescado o sucedáneos” en la red, cuando las condiciones de los redactores freelance son aún peores.

Sigue leyendo