en ACTUALIDAD, INVESTIGACIONES, PERIODISMO DE DATOS

Comparte y comenta
  • 159
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    159
    Shares

Tanto socialistas como populares a lo largo de su historia han pactado con los partidos denominados independentistas. Han sido decisivos tanto al votar a favor de los candidatos en la sesión de investidura, como por sus abstenciones, en el caso de Zapatero. Pero, algunos llegaron más allá, como Felipe González o José María Aznar que los convirtieron en sus socios de Gobierno. Ahora, parece que reniegan de ellos, incluso, los olvidan como si no formaran parte de su historia. Busquemos en las hemerotecas, y comprobemos cuando y como se firmaron.

Mucho se está hablando en estos días de la aritmétrica de los pactos para investir a un presidente. Y parece no gustar a determinados sectores, incluidos miembros de su partido,  la posibilidad de que el candidato socialista, Pedro Sánchez, alcance un acuerdo con los partidos independentistas. Por eso, cabe preguntarse si estas uniones de hecho se han producido antes o no, y si aquellos que más critican esta vía, también, han gobernado gracias a ellos. La respuesta está en la hemeroteca.

Tanto PSOE como PP alcanzaron acuerdos para investir a sus candidatos

 

periodismo de datos pactos

Pincha sobre la imagen para ver con más detalle. Elaboración: @lagatoflauta

 

Una vez analizadas todas las sesiones de investidura tanto de izquierdas como de derechas, se puede comprobar como los pactos con los partidos de corte independentista han estado a la orden del día. Se han puesto al servicio de la aritmétrica para lograr que las cuentas saliesen, y que los candidatos lograsen los apoyos necesarios.

Así Zapatero lograba gobernar en su primer mandato porque tanto Ezquerra Republicana o el Bloque Nacionalista Galego en su sesión de investidura le prestaron sus votos. Y en su segundo mandato fue determinante que estos partidos se abstuvieran para lograr una mayoría simple, y así poder ser investido presidente.

Pero, más significativos fueron los casos de sus antecesores. Tanto, Felipe González como José María Aznar no sólo precisaron sus apoyos para ser investidos presidentes sino que lograron pactos de gobiernos más o menos estables. Eran sus socios de gobierno. Incluso, se les llegó a ofrecer ministerios. 

Investiduras del Partido Socialista

1982. Por primera vez gobiernan los socialistas
Periodismo de datos, González

Pincha para ver con más detalle

La IIª Legislatura de la Democracia Española comenzaría con la llegada al poder de los socialistas. Su candidato, Felipe González,  arrasa en estas elecciones, consiguiendo 200 diputados. Hasta el punto que ningún presidente lo ha superado, incluido, él mismo. Nunca el PSOE ni ningún otro partido volvería a sacar unos resultados así.  No necesitó sumar los apoyos de nadie.

A pesar de ello, y como anécdota, en esta sesión de investidura lograron los votos a favor de Partido Comunista, el partido del ex-presidente Adolfo Suárez, y la formación vasca-navarra Euskodiko Ezkerra, la Izquierda de Euskadi, que posteriormente acabó integrándose en el Partido Socialista Vasco. En cuanto a las abstenciones, contaron con las de las formaciones consideradas nacionalistas como Convergencia o PNV.

1986. González únicamente fue investido por los suyos

Cuatro años más tarde, González revalidó su mayoría absoluta, con 186 diputados. Aunque, en esta legislatura fue investido solo con los votos de su formación. Todos los demás votaron en contra y el PNV no se pronunció al respecto. 

1989. González, sin mayoría absoluta
portada 89

Pincha para ver con más detalle

Curioso fue lo ocurrido con los resultados de las elecciones generales de 1989. Felipe González se vio obligado a adelantar los comicios. La razón de peso, entre otras, fue una huelga general convocada por los sindicatos mayoritarios, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, afín al partido, que logró paralizar el país. Protestaban por una reforma laboral que, por ejemplo, quitaba derechos a los menores de 25 años.

El presidente temía seguir perdiendo apoyos, y en cierto modo, no se equivocaba. En esta cita electoral perdía la mayoría absoluta cosechada en las dos legislaturas anteriores. Se quedaba a las puertas con 175 diputados. En el día de la sesión de investidura faltaban los 18 diputados correspondientes a circunscripciones en las que se habían impugnado los resultados electorales y los litigios aún no se habían resuelto.

En consecuencia, la mayoría que se necesitaba en la primera vuelta pasaba de 176 a 167 escaños. Y los socialistas contaban solo con 166 escaños, pero, lograron pactar para la investidura con la Agrupación Independiente Canaria. Pero, además, tuvieron otro aliado inesperado, la ausencia de los 4 diputados de Herri Batusuna, que pedía abiertamente la independencia de Euskadi, y se les consideraba pro-etarras.

Pero, hay más, unos días antes de la sesión de investidura, el 20 de noviembre de 1989, unos encapuchados tirotearon a un diputado  electo de HB, José Muguruza, de 31 años. Como dice Iñaki Anasagasti, a partir de ese momento,  sus compañeros nunca volverían al Congreso de los Diputados. 

Un hecho determinante para González, porque aunque no tenía la mayoría absoluta, con esta ausencia siempre en las votaciones alcanzaba una mayoría que le permitía sacar adelante cualquier propuesta, sólo con los votos de su partido.

1993. González pactó con los nacionalistas
1

Pincha para ver con más detalle

En 1993, González vuelve a ganar las elecciones, por cuarta vez consecutiva, pero, se queda muy lejos de la mayoría absoluta con 159 escaños. Para ser investido presidente suma los apoyos de dos partidos de derecha y de corte nacionalista como son el Partido Nacionalista Vasco y  con  de Convergencia y Unió de Pujol. Hasta tal punto fue así, que no dudaron en ofrecerles formar parte de un Gobierno de coalición, como recogió el diario País el 18 de junio de ese año.

Aunque esta unión de hecho y formal acabó antes de lo esperado, y tres años más tarde se adelantaron los comicios. Ya que Convergencia no prestó su apoyo para aprobar los presupuestos. Mientras tanto, el caso GAL, ya había estallado, o el caso FilesaTerminaba la era socialista, para comenzar la popular, y como presidente, José María Aznar.

 

Pujol González

Fuente: Blogs del Confidencial

2004. Llega Zapatero sin mayoría y los nacionalistas lo invisten
Zapatero

Pincha para ver con más detalle

Tras estar ocho años en la oposición el PSOE vuelve a la Moncloa. Ahora sería de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero y su victoria sobre los populares con 164 escaños. Seis fuerzas parlamentarias dieron su apoyo al candidato socialista, el mayor registro hasta la fecha. Entre los que votaron a favor Esquerra Republicana o el Bloque Nacionalista Galego, ambas de corte independentista.

También,  ha sido esta la única votación de investidura en la que sólo un partido, en este caso el PP, votó en contra del candidato electo. Está vez PNV y CiU no se pronunciaron.   Y a  pesar de esa mayoría simple no se llegó a firmar ningún pacto de gobierno con otras formaciones, simplemente acuerdos puntuales en determinados asuntos.

Al poco de llegar Zapatero se tuvo que enfrentar al Plan Ibarretxe que establecía el derecho a la autodeterminación, y quería convertir el País Vasco en un estado libre asociado a España. Fue aprobado en diciembre de 2004 por el Parlamento autonómico, y en 2005 rechazado por el Congreso. A pesar de ello, se seguían dando pasos para su culminación. 

2008. Zapatero,  el primer presidente elegido por mayoría simple

En estas elecciones del 9 de marzo de 2008, Zapatero vuelve a ganar pero sigue sin tener la mayoría absoluta. En esta ocasión, necesito una segunda vuelta para ser investido presidente.

En la primera sesión los votos de su partido no sirvieron de nada, a pesar de la abstención de todo el bloque nacionalista. En el segundo intento las cuentas le salieron, porque únicamente necesitaba lograr más síes que noes, a pesar de que nadie se movió de sus posturas iniciales.

Sus 169 escaños ganaron a los noes de PP, Esquerra Republicana y de UPYD, junto a las abstenciones de IU, CiU, BNG, Nafarroa Bai,  Coalición Canaria y el PNV y eso que aún continuaban con su plan para lograr la independencia vasca.  No fueron capaces de votar en contra. No sería hasta septiembre de 2008 cuando el Tribunal Constitucional lo tumbaría definitivamente, una vez ya constituido formalmente el nuevo gobierno de Zapatero.

Una legislatura que daba paso a una nueva era, la de Rajoy en 2011. 

Investiduras del Partido Popular 

1996.  Aznar y Pujol

Tras las elecciones legislativas de marzo de 1996 se firmó el llamado Pacto del Majestic, entre Jordi Pujol y José María Aznar. Se aseguraba de esta forma que Aznar formaría Gobierno. Su victoria no era suficiente para ello con 156 escaños quedaba muy lejos de los 176 necesarios. De nuevo CiU fue artífice de un pacto de Gobierno. Coalición Canaria se sumó al mismo en gran medida porque en la comunidad canaria ya gobernaban en coalición PP y CC desde un año antes. También, prestó sus diputados  el PNV. Entre todos alcanzaron 181 frente a los 166 en contra, y una sola abstención de Unión Valenciana.

Es más, el pacto con Pujol fue bautizado como el Pacto Majestic, al firmarse en un hotel con este nombre. En esta época es cuando la prensa reflejó aquello de “yo hablo catalán en la intimidad”. Fruto de estos acuerdos se obtuvo un nuevo sistema de financiación autonómico, y algo tan particular como que se eliminara el servicio militar obligatorio. 

Pujol y Aznar

PIncha para ver con más detalle. Pujol y Aznar

2000. Aznar consigue la mayoría absoluta

En las siguientes elecciones, Aznar logra 183 escaños. Tiene asegurada su investidura, pero, aún así. En esta sesión consigue los apoyos de CiU y Coalición Canaria sumando 202 apoyosIncluso, con esta última formación, aunque, no lo necesita ratifica un Pacto de Legislatura. Los demás partidos votaron en contra, sin que se registraran abstenciones. 

2011. Comienza la era Rajoy con mayoría absoluta
Rajoy

Pincha para ver con más detalle

Después de 7 años en la oposición el Partido Popular vuelve a Moncloa. Determinante fue la galopante crisis económica que Zapatero comenzó negando hasta que finalmente tuvo que reconocer, y la llegada de los primeros recortes sociales. Rajoy, tras presentarse en las dos elecciones anteriores sin conseguir la victoria, a finales de 2011 ganaba los comicios, y lo hacía con 186 escaños.

No necesitaba acuerdos con ninguna formación. En su sesión de investidura tan sólo lo apoyo directamente Foro Asturias, fundado por Francisco Alvárez Casco, tan afín que había formado parte del Gobierno Aznar. Tanto PNV o Coalición Canaria se abstuvieron junto con Amaiur. Precisamente, este último partido tomó esa decisión porque dicen que no les corresponde a ellos elegir presidente español.


Si te ha gustado y quieres colaborar:

 

O puedes convertirte en un humilde patrocinador, a partir de un dólar:

patreon chico

 


Comparte y comenta
  • 159
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    159
    Shares

Leave a Reply

Deja un comentario

Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificar
trackback

[…] por el Congreso. A pesar de ello, se seguían dando pasos para su culminación. Sigue aquí: http://www.gatoflauta.com/2016/02/14/los-pactos-con-los-independentistas/ etiquetas: psoe, pp, independentistas, pactos 1 anónimos 0 0 compartir: sin […]

trackback

[…] Cuando los independentistas eran buenos […]