en ACTUALIDAD, OPINIÓN, PINCELADAS

Comparte y comenta
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Tan sólo el 13% de los contratos estuvieron destinados a universitarios

El 24% de las contrataciones duraron menos de una semana

De nuevo, hoy nos encontramos con datos que nos dan idea de la precariedad del mercado laboral. Por un lado, la elevada tasa de paro, y por otro, la baja calidad de los nuevos contratos. Tanto es así, que el Ministerio de Empleo ha realizado un informe, recogido por la prensa nacional,  donde se reconoce que un tercio de las contrataciones del primer trimestre del año ha correspondido a trabajos de baja cualificación, y lo peor, que uno de cada cuatro contrato firmado duró  menos de una semana. Cifra que nos hace comprender que al final eso que dice del Gobierno se crearán 600.000 empleos a lo largo de 2015 será hasta verdad. 

Fácil, porque contratos se firmarán a porrillo con estas condiciones, cada vez que venga un puente o una festividad señalada. Y luego, otra vez al paro, y así hasta la próxima fiesta. Suma y sigue sumando contratos a efectos estadísticos que serán utilizados para decir que la crisis gracias al PP es cosa del pasado.

Es tan evidente que en el mismo estudio se dice que peones de campo, que trabajan cada vez que viene la temporada de la aceituna o de las patatas, contrato nuevo, junto a  los camareros son los que más han encontrado un empleo, aunque, no se matice que al poco lo han perdido otra vez.Ya pueden estar contentos que ahora empiezan las ferias en Andalucía.

Además, que el 87% de los contratos se hayan destinado a trabajadores con baja formación académica desvela que se está apostando por los servicios básicos y de la construcción, más dependientes de los vaivenes de la economía. En consecuencia, tan sólo el 13% fueron a parar a trabajadores universitarios. Genial para incentivar aquello del I+D, Investigación más Desarrollo. Un “bonito mensaje” para los jóvenes que ahora están estudiando, y para sembrar el desánimo entre los parados españoles con estudios.Tienes tres  opciones : marcharte fuera, no desarrollar tu vocación en un trabajo para que el estás sobrecualificado o  morirte de hambre en España,  si te has esforzado en tener una carrera.

Otra gran muestra de las “estupendas condiciones de nuestro mercado laboral” que únicamente el 6,7% de los contratos han sido fijos. Así las cosas, hay más. Un 41% de ellos fueron a tiempo parcial, unos 1,4 millones. Y de ellos, más 1,1 millones se hicieron por circunstancias de la producción y de obra y servicio.  Vamos para celebrarlo, un contrato por horas y temporal.

Y lo peor que estos datos no son en los peores años de la crisis, sino cuando el España está creciendo a un 0,9% intertrimestral y existen bonificaciones para las contrataciones. Lo que se constata una vez más que la precariedad en el trabajo ha venido para quedarse y los únicos que están ganando son, y como siempre, los ricos que serán a tenor de los datos los que se están beneficiando de la supuesta “recuperación”.

Si te ha gustado este artículo y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí:

 

patitas


Comparte y comenta
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Leave a Reply

Deja un comentario

Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificar
trackback

[…] Es más, uno de los informes más recientes de Eurostat afirma que España es el décimo país de la Unión donde menos parados encuentran trabajo, y por ende,  es muy difícil encontrarlo. No es solo incorporarse en el mercado laboral, sino en que condiciones. […]

trackback

[…] Los empleos de la “recuperación” […]