Cuando no atendemos a la razón, nace el odio

Comparte y comenta
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hasta hace tan sólo dos años España no disponía de datos oficiales sobre los delitos de odio. Aunque, sus conclusiones no pueden ser definitivas, porque únicamente  recogen números de los hechos denunciados,  y las estadísticas podrían estar ocultando un gran número de casos que no están aflorando. Aun así, se sabe que  cuatro de cada 10 agresiones de este tipo tienen como víctima a los homosexuales, el 93% de los detenidos son hombres.  La mayoría de los delitos están relacionados con la sexualidad de las personas.

Esta semana el Ministerio del Interior ha presentado su Informe  2014 sobre incidentes relacionados con los delitos de odio en España. Este documento nos puede poner en aviso sobre si somos un país racista o no. Algo que siempre me he preguntado, aunque supongo que la respuesta a esta pregunta estará condicionada por   tu experiencia y  el entorno en el  que nos movamos. Por eso, buscaba datos objetivos y más o menos fiables para poder contestarla, y creo que este estudio me puedo ayudar.

Definición del racismo

El primer paso es definir en que consiste el racismo, y de esta manera delimitar lo quees un comportamiento de este tipo del que no. Según el Ministerio,  comprenden “todas aquellas infracciones penales y administrativas cometidas contras las personas o la propiedad por cuestiones de raza, etnia, religión o práctica religiosa, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, situación de pobreza y exclusión social o cualquier otro factor similar, como las diferencias ideológicas”. Esta definición se basa en los parámetros de la OSCE, Organización para la Seguridad y Cooperación Europea.

Desde el Gobierno se insiste en  que nuestro Reino es un país tolerante y abierto, pero, veamos que dicen las asociaciones. La más conocida es  el Movimiento Contra  la Intolerancia, su presidente es Esteban Ibarra nos advierte que no podemos ni asegurarlo ni negarlo en términos generales, ya que queda mucho trabajo por hacer para que ese odio oculto aflore en las estadísticas. Asegura que los datos de dicho informe son sólo la punta del iceberg,  puesto que las víctimas no suelen denunciarlo.

Momento de una manifestación contra la Ley de Extranjería. Autor:  Álvaro Herraiz San Martín
Momento de una manifestación contra la Ley de Extranjería. Autor: Álvaro Herraiz San Martín
Conclusiones del informe, los más castigados por el odio siguen siendo los homosexuales

Para empezar el Ministerio del Interior dice que se han registrado 1.285 incidentes denunciados a lo largo de 2014, lo que representa un incremento del 9,6% en relación a 2013. No podemos afirmar con contundencia, que según estos números, cada día seamos más racistas porque este estudio comenzó a elaborarse hace únicamente dos años. Hasta entonces, no existían  datos oficiales elaborados por el Gobierno. Por tanto, no podemos establecer con seguridad su evolución. Y por otro lado, se asegura que este aumento podría deberse a que se ha mejorado el sistema para contabilizar este tipo de hechos reprochables.

De momento, lo que conocemos  es que se ha producido un incremento del 700% en relación a los delitos antisemitas, es decir, donde el protagonista ha sido el odio hacia los judíos. De 3 incidentes se ha pasado a 24. Una subida del 175% en los hechos vinculados a la aporofobia. Esto es miedo al pobre, al indigente, al excluido socialmente, de 4 casos a 11. En cuanto a las referidas con las creencias religiosas, otro incremento del 50%, de 42 a 63.

Los más castigados por estos prejucios, siguen siendo  los homosexuales, que se registraron 513 incidentes, un 13,5% más. A continuación, las personas de otras razas o extranjeros con 475 casos,  un 24,7%  más.  Y finalmente, los discapacitados, los únicos que han registrado menos denuncias con respecto a 2013, un 31,4% menos. A pesar de ello, 199 agresiones. La buena noticia es que se han esclarecido hasta un 65,6% de las investigaciones, en total 843. No hay impunidad.

porcentajes

 
Tipología de lo delitos, demasiadas lesiones y abusos

También, estaría bien saber que tipo de delitos son los más frecuentes. Ganan,  por desgracia, los relacionadas con el sexo, se registraron 157 abusos sexuales, junto a 77 agresiones sexuales más 74 con penetración. Por otro lado, se produjeron 179 agresiones denunciadas, más 145 amenazas, 84 vejaciones catalogadas como leves, unido a 63 delitos de injurias, y 58  actos racistas y xenófobos  en el ámbito deportivo, 41 casos donde se produjeron daños materiales.

Perfiles, menores y mujeres

De estos datos, además, podemos establecer  un perfil concreto de la víctima. Son  inmigrantes, homosexuales, bisexuales, transexuales, discapacitados, judíos, mendigos o creyentes del alguna religión, y el 25% de los agredidos no superan los 18 años de edad. Por otro lado, las mujeres representan en España el 54% de las víctimas de delitos de odio. En cambio, el 93% de los detenidos por este tipo de incidentes son hombres. 

En definitiva, datos que deben llevarnos al camino de la reflexión. Al final, me da la sensación que estos repugnables hechos no se producen ni siquiera por ignorancia, sino porque en vez  de comportamos como personas lo hacemos como salvajes, intentando imponer la fuerza de una mayoría sobre una minoría.Lo demás, son pretextos que tratan de explicar lo que no tiene ningún tipo de justificación.

Referencias y fuentes

1. Informe completo sobre los delitos de odio en España 2014. Ministerio del Interior.

2. Organización para la Seguridad y Cooperación Europea

3. La punta del icerberg de los delitos de odio

Si te ha gustado este artículo y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí:
patitas
Comparte y comenta
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Se el primero en comentar

avatar
  Subscribe  
Notificar