Los desaparecidos de México

patita1Actualizado 10 de abril de 2016 

 

La lucha de los padres de los estudiantes desaparecidos en el Estado de Guerrero  en 2014 ha servido para mostrar la punta del iceberg de esta realidad. Nadie sabe con exactitud el número de personas que han desaparecido de manera forzosa. Se sospecha que podrían ser hasta 300.000. y en el caso de los niños y adolescentes las ongs hablan de hasta 400.000. Entre las razones para estas desapariciones se apunta la complicidad  entre las mafias y el Gobierno. De hecho, la impunidad es tal, que buscando a los estudiantes se han descubierto varias fosas comunes sólo en la ciudad de Iguala.

Sigue leyendo

Más condenados a muerte en el mundo


A estas alturas de la historia, aún sigue estando viva la pena de muerte. La tendencia detectada es un incremento en el número de ejecuciones, pero, por contra, cada vez hay más países abolicionistas. A finales de 2013 había 23.392 personas condenadas a morir decapitadas, lapidadas, electrocutadas o por una inyección letal. En ese mismo año,  que se sepa 778 murieron en estas circunstancias. Ya que en China se producen ejecuciones sistemáticas de las que no se facilita información, mientras, en suelo norteamericano fueron asesinadas por sus leyes 39 condenados, ocupando el quinto puesto en el ranking mundial. En Arabia Saudí se sospecha que hasta 3 menores fueron ejecutados.



La salvaje e inhumana matanza en una escuela de Pakistán, donde fueron masacrados más de 130 niños por un comando talibán, ha hecho que se esta semana se vuelva a hablar de la pena de muerte. De hecho, el gobierno de este país,  en repuesta a este ataque injustificado,  ha anunciado que volverá a aplicar este castigo. Lo hará en el caso de terrorismo. Lo que me lleva a varias cuestiones. Cuántos estados aún sigue estando vigente, cuántas ejecuciones se practican al año,  por qué o hasta cuándo estuvo vigente en nuestro reino.

Las últimas ejecuciones en España

Lo primero que descubro:  España abolió la pena de muerte para todos los supuestos, incluido en caso de guerra, en 1995. De eso hace tan sólo 20 años. Las últimas ejecuciones fueron en 1975. El 27 de septiembre cinco jóvenes fueron fusilados, 3 de ellos eran miembros del aparato político-militar de ETA, y los otros dos del Frente Revolucionario Antifascista y Revolucionario. Una escisión del Partido Comunista que no compartía las tesis de Santiago Carrillo sobre la reconciliación nacional. Creían que  había que romper con el horizonte continuista y monárquico que se estaba gestando a la muerte del dictador.

Víctimas. Autor: Antonio García

Víctimas. Autor: Antonio García

 

Número de ejecuciones

A pesar de que cada vez se aplica en menos países, por contra, donde el estado mata a sus condenados  se ha elevado el número de ejecuciones.  Aunque es difícil cuantificar, y las cifras  no están actualizadas, ya que los últimos datos oficiales son de 2013.   En ese año Amnistía Internacional registró 778 ejecuciones en todo el mundo. Un número incompleto porque China trata estos casos como secreto de estado y no facilita esta información. Se calcula que pueden ser miles, y tampoco, se pudo confirmar que practicara en Egipto y Siria o Corea del Norte.

La virulencia es tal, que el 80% de las ejecuciones se concentraron en 3 países: Arabia Saudí, Irak e Irán. Incluso, estas cifras han supuesto incremento del 15% en relación a 2012, cuando se estima que se mataron por esta causa a 682 personas.

Los números uno en practicar ejecuciones

El primero de los países en este vergonzoso ranking es China, aunque, no se sepa con exactitud su número,   seguido de Irán con 369 ejecuciones, Irak con 169,  Arabia Saudí con 79, y la justiciera potencia del mundo, Estados Unidos con 39 ejecuciones.

ranking

Número de condenados

Ya hemos visto cuantas personas mueren por las ejecuciones que las leyes estatales establecen en los distintos países que aún mantienen la pena capital. Pero, nos falta saber cuantos condenados están a la espera de que se cumpla su pena. Amnistía Internacional asegura que a finales de 2013 existían en nuestro planeta  23.392 personas condenadas a muerte.

Sólo en ese año se condenaron  al menos a 1.925 personas en 57 países. Si lo comparemos con 2012, de nuevo, nos encontramos con la paradoja que se mantiene en menos estados, pero, su número es mayor en cuanto a su aplicación, 1.722 condenas de muerte en 58 países.

Autora: Adri Lagunes

Autora: Adri Lagunes

 

Método elegido

En cuanto al método elegido para matar a un condenado,  los más frecuentes son decapitación, la electrocución,  el fusilamiento, la horca y la inyección letal. Sorprende que en   determinados países como en Arabia Saudí, Corea del Norte, Irán y Somalia  siguen siendo ejecuciones públicas, a vista de quien quiera acudir a tan macabro espectáculo.

Pero hay más, para colmo no todos los ejecutados lo fueron por delitos de sangre, sino que en algunos estados  robar, el tráfico de drogas, o delitos económicos, y lo peor,  la blasfemia, el adulterio o la homosexualidad te pueden poner delante de un verdugo. Incluso, bajo el epígrafe de delitos políticos se ejecuta a disidentes o presuntos opositores.

Autor: Recuerdos de Pandora

Autor: Recuerdos de Pandora

 

Casos extremadamente graves

Escabroso,  el caso de Estados Unidos, adalid de los valores democráticos. Sin embargo, en este punto sigue siendo un país donde se sigue aplicando este castigo. En este sentido, es verdad que no en todos los estados está vigente. En el sur sigue estando muy viva. De hecho, hasta el 82% de las ejecuciones se produjeron allí. Sólo en  Texas se llevó a cabo el 41% de ellas en 2012.

El Centro de Información sobre la Pena de Muerte estadounidense informó de 80 condenas capitales impuestas en 2013, lo que supuso un ligero aumento con respecto a las 77 registradas el año anterior. Una década antes era aún peor, en 2004 se llevaron a cabo hasta 138 ejecuciones, y en los 90, la media anual era de casi 300 condenas a morir.

Amnistía Internacional denunció que países  como  Indonesia o Japón en algunos casos no se informaba ni a familiares y abogados de la ejecución inminente del condenado. En otras ocasiones, como ocurría en Arabia Saudí e Irán, ni siquiera se le devolvía a las familias los cadáveres para su enterramiento ni se les decía donde estaban.

Siempre hay algo peor, este organismo internacional, también, alertó que en Arabia Saudí se ejecutó a 3 menores de edad, y que muchas de las condenas se basaban en confesiones sacadas bajo tortura.  En Irak e Irán, algunas de estas “confesiones” se emitieron en televisión antes de la celebración del juicio, conculcando aún más el derecho de los acusados a la presunción de inocencia. Por supuesto, ya que no cabe esperar otra cosa, muchos de los juicios se desarrollaron sin las garantías mínimas en la defensa del acusado.

3341764777_0ff19b8081_z

Autor: Nukamari

 

En positivo

La buena noticia es que cada día que pasa las electrocuciones, decapitaciones o inyecciones letales son practicadas en menos estados, según para Anmistía Internacional. Hace unos días, en la Asamblea de Naciones Unidas se votaba una nueva resolución donde se pide una moratoria en las ejecuciones pendientes, con la vista puesta en su abolición en el mundo.

Asegura esta entidad que de los 193 estados miembros, 117 votaron a favor del dictamen, 38 en contra y 34 se han abstenido. Este resultado tiene una lectura positiva, ya que en la anterior votación celebrada en 2012 había  seis países menos a favor de su desaparición. Es más,  para hacernos una idea más exacta, cuando se fundó la ONU, en 1945, sólo 8 de los entonces 51 Estados miembros habían abolido la pena de muerte. Está claro, a tenor de estos datos, la pena capital cuenta  cada vez con menos apoyos.

Hoy en día, en 95 países está totalmente erradicaba de sus leyes, y, en total, 137 la han abolido en la legislación o en la práctica. O dicho de otro modo, en 56 estados aún se puede morir por esta condena, pero son menos países que hace unos años.  Según Amnistía Internacional,   en 2013 se registraron ejecuciones en 22 países, frente a los 25 donde se aplicó la pena de muerte en 2004. 

paises abolidos

En conclusión, si sigue esta tendencia  es posible que dentro de un tiempo, esta condena sin retorno sea algo del pasado, como indican  los anteriores números. Eso sí, aún sigue siendo una realidad demasiada cotidiana en muchos países.

Fuentes y referencias consultadas

1. Informe Amnistía Internacional 2013

2. Datos 

3. Países que piden el fin de la pena de muerte

4. Países abolicionistas

5.  Últimas ejecuciones en España

Si te ha gustado este artículo y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí:

 

patitas

Los que pierden su casa


Serán muchos los que este 2014 no podrán tomar las uvas en sus casas . Y la razón no será porque se hayan  ido a  Times Square a celebrar la llegada del Nuevo Año, sino porque los han desahuciado de sus viviendas. Hasta octubre de este año han desalojado a 50.582 familias, y en 2013, 67.189, según los datos del Consejo General del Poder Judicial.   Eso a pesar de la aprobación de la nueva Ley Antidesahucios de  mediados del año pasado. Además, esta pesadilla afecta tanto a alquilados como hipotecados. 



Triste realidad,  la de perder tu casa por no poder pagar. Una situación que según el Consejo General del Poder Judicial es cada vez más frecuente. Los lanzamientos practicados durante el tercer trimestre de este mismo año fueron 13.341.  Es decir, que  un 7,3 % más  de familias han sido desalojadas de las que eran sus casas hasta hace poco tiempo. Este dato, también, incluye locales que eran el medio de vida de algún autónomo.  Resulta paradójico que el presidente del Reino, Mariano Rajoy asegure, una vez más,   que la crisis ha acabado en España, cuando los datos de la economía real, la  de los ciudadanos va de mal en peor.

Y seamos miles, incluso, millones los que sufrimos las consecuencias de la pasividad y de los engaños de nuestros gestores del dinero de todos. Lo único que ha mejorado, siendo irónica, es la brecha de la desigualad social. Ahí, según la Organización Internacional del Trabajo España es líder. De hecho,  nuestro país  es el segundo país con más desigualdad en las clases medias, sólo superada por Irlanda. Y si nos fijamos en la distancia  entre el  10% de hogares con mayores ingresos con el 10% de hogares de la franja inferior, nos tuteamos con Estados Unidos.

Centrándonos, la primera pregunta que surge es si la nueva ley antidesahucio del Gobierno, aprobada en solitario y puesta en marcha el pasado 15 de mayo de 2013, ha servido de algo para frenar este drama social. Evidentemente, 18 meses después la respuesta es no, a tenor de los datos que acabamos de ver. Pero, hay muchos otras cuestiones que se plantean como qué porcentajes se derivan de las hipotecas o del alquiler, o qué le  ocurre a la persona que es echada porque no puede pagar su alquiler, le queda una deuda pendiente como en el caso de las hipotecas si no consigue la dación en pago.

Autor. J.R. Mora

 Alquiler o hipoteca

En este tercer trimestre de 2014 hasta un el 51,3 %  de los desahucios se han debido al impago de los alquileres, concretamente a la aplicación de la  Ley de Arrendamientos.Los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias aumentaron un 22,1 % respecto al mismo periodo de 2013, mientras que los acordados en procedimientos regulados en la Ley de Arrendamientos Urbanos disminuyeron un 4,2 %. Aún así, a pesar de esta pequeña disminución es más común que las personas que viven de alquiler se vean sin un techo. Y la otra lectura de estos datos es que sigue creciendo el número de familias que el banco les quita su casa. Lo que representó un 43,4% de los casos.

alquiler e hipotecados

 Evolución del número de las ejecuciones hipotecarias

Ya hemos visto como tanto a los supuestos propietarios de las viviendas como los alquilados les puede pasar igual. Aunque, se registran más casos entre los arrendatarios. Otro análisis interesante es comprobar la evolución de estos números que esconden verdaderos dramas humanos. Hasta el punto que  hay quien piensa que los desahucios  han empujado a algunas personas al suicidio, como lo refleja la 15Mwiki. Recogen los casos publicados por la prensa nacional y que relacionan estas situaciones límite con el suicidio. Un proyecto que  pretende crear  una enciclopedia libre sobre este movimiento ciudadano. De momento cuenta con más 15.500 entradas.

suicidios

 

No obstante, aunque, falten datos para afirmar estas cifras de manera contundente, a  nadie se le escapa que las consecuencias sobre estas víctimas, por lo que conlleva un desahucio, puede ser calificadas como terribles. Y que llevar a las personas a situaciones desesperadas puede provocar un sufrimiento incalculable, que contribuya de algún modo a que tomen como salida esta drástica solución, sin retorno.

 

Así  la intuición nos dice que el número de familias que han perdido sus casas no ha parado de crecer antes y después de la nueva ley. Comprobemos qué hay de cierto en ello. Lo primero que obtenemos con datos oficiales  del Instituto Nacional de Estadística que en los seis primeros 6 meses de este año, comparado por trimestre,  ha crecido el número de ejecuciones hipotecarias. Esto es cuando un juez ordena la venta de un inmueble por el incumplimiento del deudor de las obligaciones garantizadas con la hipoteca.

En el primer trimestre de 2014 fueron 18.971 y en el segundo, 19.155 ejecuciones. Llama la atención que tan sólo se publiquen estos datos, no es posible consultar otros períodos de tiempo. Por lo que habrá que recurrir a otras fuentes, porque en el Instituto Nacional de Estadística no se da más información al respecto. Sigamos buscando. La solución la encontramos en las cifras del Consejo del Poder Judicial.

ejecuciones por trimestre

Observamos que el pico más alto se produjo a finales de 2012 con casi 24.500 casos, y posteriormente cae a 17.000 desahucios en el tercer trimestre de 2013, para crecer de nuevo en los últimos 3 meses de ese mismo año, y superar los 24.000. Es más de nuevo comienza a bajar entre marzo-junio de 2014, para finalizar el mes de septiembre por debajo de las 17.000 ejecuciones. Pero, hagamos otro estudio más, ahora por años.

evolucion por años

 

Observamos que en 2013 el número de ejecuciones fue algo menor, pero, recordemos que la ley entró en vigor en mayo, y en el siguiente trimestre se produce una importante subida. Además, se comprueba como la incidencia de la misma es inapreciable. No ha causado a tenor de los datos de 2014 prácticamente ningún impacto sobre la cifra de las familias que no han podido pagar sus viviendas. En conclusión, a penas ha beneficiado a nadie.

A la calle, los lanzamientos

Ya hemos visto que el desahucio es un largo calvario, desde que se produce la orden de ejecución hipotecaria hasta que llega el momento en el que te tienes que marchar, el eufemístico  lanzamiento,  pasa un tiempo, y puede ocurrir un milagro. Por eso, ahora analizamos cuantas personas han tenido que vivirlo. Pasar por la angustia y la desesperación, junto a la incertidumbre.

a la calle

Lo cierto es, para hacernos una idea de esta pesadilla,  tan sólo en unos dos años unas 120.000 familias se han quedado sin nada, sin que los que tienen que protegerlos hayan movido un dedo para frenar esta sangría.

Qué ocurre

Autor: Zona Retiro

Autor: Zona Retiro

Falsos propietarios

Poco sabemos de lo que ocurre con estas familias que ven como sus pertenencias son puestas en la calle. La lógica nos dice que las afortunadas tendrán una red familiar que las acoja, y sino se verán sin un techo, con suerte, y si consiguen la dación en pago, de propietarios pasarán a alquilados.

Normalmente, a pesar de que el banco se ha quedado con su casa tendrán que seguir pagando una deuda de miles de euros. Ya que la entidad recupera una parte de lo prestado que dependerá de la tasación en el momento del embargo, pero, que casi nunca cubre el total de la cuantía del préstamo de la hipoteca.

Pongamos un ejemplo práctico. Adquiero un piso en 2000, y el banco me prestó 120.000 euros. Para que así pudiera comprar los muebles, por ejemplo. Y en otros casos, porque la ley obligaba a no prestar una cuantía no superior del 80% de su valor. Para facilitar la compra, la finca se tasaba por encima de su valor real. En 2013, pierdo el trabajo y no puedo seguir pagando. Y en 2014, un juzgado decreta el desahucio. La vivienda se vuelve a tasar, y ahora, la tasación más ajustada a la realidad es 80.000 euros. Pues bien, me quedaré sin casa y le deberé a la entidad bancaria la diferencia, unos 40.000 euros.

Alquilados

Nos queda saber que le ocurre a los arrendados que no pueden pagar el alquiler, y tras un juicio se sentencia que tienen que abandonar su casa. Acudamos a la ley:

…”el decreto dando por terminado el juicio de desahucio, impondrá las costas al demandado e incluirá las rentas debidas que se devenguen con posterioridad a la presentación de la demanda hasta la entrega de la posesión efectiva de la finca, tomándose como base de la liquidación de las rentas futuras, el importe de la última mensualidad reclamada al presentar la demanda”.

En este sentido,  la Ley de Fomento del Mercado al Alquiler dice que las costas del procedimiento judicial las tiene que pagar el alquilado, y sigamos sumando, deberá las mensualidades pendientes hasta la presentación de la demanda junto a las nuevas mensualidades que se vayan derivando del tiempo que dure todo el proceso hasta que abandone su casa.  Recordad que el dueño de la propiedad puede iniciar los trámites desde el primer mes que dejes de pagar o te retrases. En consecuencia, en ambos casos te quedas en la calle y con deudas.

Un despropósito porque tu pesadilla comenzó porque no tenias dinero, y ahora, lejos de mejorar tu situación habrá empeorado. Tienes que buscar un techo, y a eso, le añades las deudas de tu anterior vivienda que ya no disfrutas.

Autor: Sevilla report

Autor: Sevilla report


Visto lo visto, está clarísimo que a este gobierno no le importan las personas, sino los bancos. Es más, la propia Unión Europea instó a España a elaborar una ley menos abusiva y más justa contra los desahucios. Y la cambió, pero,  la nueva ley sigue siendo insuficiente, y no porque lo diga yo, sino Europa que sigue pidiendo medidas más eficaces. 

Y si decides acudir para que  a tu vecino  no le echen,  debes de saber que  por la nueva Ley Mordaza ayudar a parar un desahucio se sanciona con una multa de hasta 30.000 euros. Sí señor, este es un gobierno solidario y humano, y que cuida de sus ciudadanos. Bueno, un matiz, te cuida si estás en la lista de las grandes fortunas.


Fuentes y referencias

1. Ley de Fomento al Alquiler

2. Ley Antidesahucio

3. Datos del Consejo General del Poder Judicial

4. Informe de Emergencia Habitacional Plataforma Afectados por la Hipoteca

5. Listado suicidios relacionados con los desahucios

6. Datos del Instituto Nacional de Estadística INE

Si te ha gustado este artículo y quieres colaborar, puedes hacerlo aquí:

 

patitas