España, suspenso en humanidad

El último informe de la ONU sobre los derechos humanos en nuestro país nos deja en muy mal lugar,  fundamentalmente por la impunidad de la represión franquista y el trato a los inmigrantes.  La verdad, que no es de extrañar a estas alturas de la película que la Organización de las Naciones Unidas, la ONU, suspenda a España en el cumplimiento de algo tan básico como son los derechos civiles y políticos. El problema está en que  muchos ciudadanos han normalizado estos comportamientos que nada tienen de justos ni de humanos. Lo dice el último informe de este organismo internacional.